18 dic. 2009

LIVING CARD GAME. El nuevo invento.




Bueno lo primero es decir que lo que estás a punto de leer tan solo es mi opinión personal una opinión basada en la experiencia tanto de ser jugador de juegos de cartas desde hace dieciocho años, como de haber sido dueño de una tienda del “movimiento” .Desde mi punto de vista, por lo que he podido ver y hasta que no me demuestre lo contrario, los LCG están librando una contienda perdida de antemano, intentando una nueva forma de hacer la guerra, en nuevo campo de batalla, contra el todo poderoso enemigo en este terreno que sin lugar a dudas es Magic TG. No perdida por que el planteamiento sea malo, ya que de principio la presentación en caja, tipo juego de mesa para que alejemos de nuestra cabeza el típico sobre o mazo de cartas está muy bien pensado, si no porque creo que limita mucho al jugador que realmente le gustan este tipo de juegos. Desde que apareció Magic allá por el año 93 una gran cantidad de “competidores” se han subido al barco de los juegos de cartas coleccionables, entre los que podemos nombrar Doom Troper, Spellfire, Netrunner, por nombrar solamente unos pocos de la gran cantidad que hemos visto aparecer y desaparecer durante todos estos años. Por desgracia el barco de la gran mayoría acabó como el Titanic, hundidos y bajo el fondo del mar. Digo la gran mayoría porque aun queda alguno que logra sobrevivir, bien sea simplemente por el amor incondicional de sus seguidores véase StarWars, Ju-gi-oh, o la Leyenda de los Cinco Anillos, que sin tener ni de lejos los seguidores de Magic, sigue teniendo un número considerable de adeptos, amantes de su trasfondo y ambientación, además de contar con el apoyo de un buen juego organizado. Cada cierto tiempo aparece en el mercado un nuevo juego de cartas con un “revolucionario” sistema de juego, uno que promete plantarle cara al Boss, con promesas de un gran abanico de ampliaciones, de un gran circuito de torneos y con una plataforma de juego organizado y de premios para babear. Realmente muchos de ellos empiezan así, muy fuertes, y con muchas ganas, y la verdad, hay un momento en el que llegas a pensar –Vaya parece que por fin le ha salido un duro competidor a Magic.- véase el caso de VS, pero poco a poco vemos como por motivos que no llegamos a entender muy bien van perdiendo fuelle hasta que finalmente desaparecen. Ahora mismo tenemos el World of Warcraft , es el nuevo niño mimado de Upper Deck, dueños entre otros de Ju-gi -oh y del recientemente desaparecido VS, pues bien, este juego ha sabido aprovechar muy bien el enorme tirón que ha tenido el juego online en el mundo entero, empezó como comente antes muy fuerte, grandes torneos, muy buenos premios etc.. Como los demás va perdiendo fuelle cada día que pasa, hasta que no sea más que un recuerdo. Y esto no solo lo digo yo, lo dicen los datos.
Pero entonces un buen día, un gran rayo de luz ilumino a los chicos de FFG. Personalmente la idea de me parece atractiva, pero al mismo tiempo después de haber visto varios de estos LCG hay algo que falla. Todo empieza con un set de inicio con todo lo que necesitas para empezar a jugar, en una caja estilo juego de mesa, todo muy atractivo para el comprador, luego ofrecen un método de distribución de cartas fijas, por medio de unos mazos de expansión de cuarenta cartas, que saldrán mensualmente, con lo que todo el mundo que juegue al juego tendrá exactamente las mismas cartas. Lo que implica que por ejemplo, en el caso de “Juego de Tronos” todos los mazos de las diferentes casas serán prácticamente iguales, y usaran las mismas mecánicas de juego. Limitando mucho la capacidad de creación de mazos originales con lo que la variedad del juego pierde desde mi punto de vista uno de los puntos fuertes de los juegos de cartas. También deja de lado otro de los “mundos paralelos” de los JCC como es el del cambio de cartas y la venta de cartas sueltas, los dos muy importantes dentro del mundillo. Porque seamos sinceros a todo el que le gustan los JCC, le gusta el esperar ver las cartas de las nuevas ampliaciones, la incertidumbre de ver que cartas te saldrán en los sobres, el conseguir por fin las cuatro copias de esa carta tan rara que hará “invencible” tu mazo, el devanarte los sesos creando mazos nuevos, pensar cómo mejorar el tuyo, buscar nuevos combos y combinaciones, nuevas sinergias entre las cartas. El cambiar cartas, ir a torneos con importantes premios, en fin todo lo que rodea al “maravillosos” mundo de los JCC. Y si no fuera así, no tendría la legión de jugadores que tiene. Con esto no quiero decir que este nuevo formato no vaya a tener futuro, ya que los juegos que están sacando, personalmente me llaman bastante, tanto “Juego de Tronos” cómo “La Llamada de Cthulhu” y el “Warhammer Invasión” de inminente aparición en nuestro idioma. Pero por ahora y por lo que estoy viendo en los diferentes círculos de juego que me muevo, ya sean tiendas, clubs ó grupos de amigos, no está teniendo el resultado que se esperaba. Por lo que podido hablar con la gente y preguntando aquí y allá, no le acaba de convencer mucho este nuevo disfraz que le han querido poner al los JCC, porque no nos engañemos, esto sigue siendo un juego coleccionable, tienes que gastarte cada mes casi treinta euros al mes para tener tu playset de cada nuevo mazo. En definitiva, espero de verdad que este nueva forma de ver los juegos de cartas funcione, porque a mí me encantan los juegos de cartas, creo que el secreto estaría en que cada uno tuviera un buen juego organizado, un buen circuito de torneos y unos buenos premios. Y si no que se lo digan a VS cuando empezó y a sus premios de un millón de dólares.

1 comentario:

  1. Yo juego TCGs desde hace un montón de tiempo, y la verdad que estoy cansado de abrir sobres y sobres para tener 4 copias de una carta, y de la cantidad de plata infernal que se necesita para armar un mazo competitivo. Muchos pueden decir que no es tan así, pero al fin y al cabo termina ganando el que más plata tiene, y no es la idea del juego. Si suponemos que cada expansión de un LCG tuviera la misma cantidad de cartas (no se si las tiene) que una expansión de cualquier TCG, no veo por qué eso reduciría las posibilidades de juego. Al contrario, te permite JUGAR de una vez por todas, porque en un TCG uno se puede pasar meses armando un mazo decente, sólo para que salga una expansión nueva que lo haga inservible y hayas tirado tu plata a la basura. Justamente porque le tengo mucho cariño al arte de armar mazos y aprender a jugarlos, no quiero que eso pase.

    ResponderEliminar