13 abr. 2010

RELATO MIPEJOTA 2

-EL ESPECTRO-
Braian Fear por fin terminó sus estudios de arqueología por la universidad de Freedom, de Freedom City. Sus notas fueron más que destacables, se puede decir que es de los mejores de su promoción. Por ello a Braian no le faltaron ofertas de trabajo. Tras un par de años trabajando como peón especializado en un par de excavaciones empezó a enfadarse y a pensar que no puede levantar cabeza en su campo. A Braian nadie le daba una oportunidad de ascender. Un buen día Braian llega a su casa y entre muchos coreos encuentra un sobre negro, lacrado con un cuño en forma de T y las letras en plata. La carta era una misteriosa oferta de trabajo, se le proponía dirigir una excavación al norte de Italia, en un pequeño pueblo. La remuneración era excelente y el hecho de estar al mando de una excavación fueron razones más que suficientes para que Braian aceptara el trabajo. Al parecer la oferta la firmaba un tal Sr. Tristanbraker. Un magnate muy popular por meterse en camisas de once varas y por financiar extraños proyectos por todo el globo. Su cara se ha visto en las grandes revistas de famosos y en algunas de gente excéntrica. Aunque esto a Braian no le importó lo más mínimo para aceptar el trabajo.
Pasado un tiempo decide marchar con un equipo para Italia. Tras un largo pero interesante viaje llega al pueblecito donde tiene que trabajar. Allí se encuentra por primera vez cara a cara con el famoso Sr. Tristanbraker. Vestido con uno de sus extraños trajes oscuros, un sombrero de ala estrecha y un colgante plateado característico de él. Tras explicarle todo el proyecto, le deja a solas trabajando con la excavación, y sin más marcha de negocios por Europa. Los tres meses de excavación fueron una temporada muy feliz para Braian, él deseaba dirigir, lo disfrutaba. Cuanto más avanzaba la excavación más se emocionaba. Tanto es que su aspecto físico empezó a deteriorarse, perdiendo algo de peso.
El lugar en el que estaban trabajando eran las ruinas subterráneas de un antiguo castillo gótico, cuyo rico propietario comenzó a construir lo que actualmente es el pueblo. Castillo que fue derruido y enterrado. Tras varios siglos el ayuntamiento del pueblo decidió comenzar la excavación, quedándose a medias por falta de medios. Braian retomó ese proyecto y lo levantó gracias al apoyo económico del Sr. Tristanbraker. Pero un buen día, justo en el que cumplía ya los tres meses de trabajo, el equipo de Braian encontró algo en lo más profundo del castillo. En una estancia que ya estaba medio desenterrada una caja metálica del tamaño de una de zapatos, se encontraba incrustada en pura roca. Braian se dispuso a desenterrarla. Al tocarla un fuerte flash le vino a la mente y podía escuchar claramente cantos de coros que parecían venir del objeto. Rápidamente acudió su jefe para ver el hallazgo. A Braian nunca se le olvidará la cara del Sr. Tristanbraker al ver la caja. Su faz estaba teñida tanto de avaricia como de alegría. Tristanbraker ordeno desenterrar el objeto lo antes posible, con urgencia. Braian no pensaba de igual manera, era una parte dura y a la vez importante de la excavación y había que ir con cuidado. Además, desde el primer momento que la toca no para de escuchar extraños cantos. Braian tiene un pequeño choque ambos deciden irse a dormir. Pero Braian solo escucha que corales en su cabeza y no para de sonar cosas subrealistas sobre el castillo...
A la mañana siguiente nadie despierta como de costumbre a Braian, y al haber dormido mal llega más de tres horas tarde a la excavación. Su sorpresa fue terrible al ver que su jefe y secuaces se habían hecho con su equipo de arqueólogos y estaban desenterrando el objeto sin su permiso. En un momento dado Braian se acerca al objeto y lo abre. Su sorpresa fue máxima al ver que en su interior habían dos broches con dos grandes gemas púrpuras y una mascará veneciana de nariz larga y burlesca en perfecto estado. Mientras no salía de su asombro no se dio cuenta de que tras el se encontraba Tristanbraker y sus tres gorilas habituales. Las gemas en ese momento se pusieron a palpitar y metieron a Braian en una especie de embriaguez mística que le alejaba de la realidad. Ya estaban solos en la estancia. El equipo había marchado de la zona de trabajo. Braian se giró a su jefe y este le dijo:-¡Demasiado tarde Dr. Fear suelta eso o muere!- mientras alzaba una pistola junto con sus gorilas también armados. Braian no entendía lo que pasaba, ¿Su jefe le esá apuntando con una pistola?, pero de repente los broches saltan a sus manos y la máscara a su cara, como si tomara vida própia. Los broches empiezan a transformarse en dos pistolas con la misma estética que el broche, de manera mágica. Le crece un traje de telas anchas y sueltas que a modo de túnica con capa y capucha le cubre en su totalidad. Tristanbraker abre fuego contra él, realmente sorprendido de la rapidez de reacción de los objetos arcanos. Lo cosen a tiros antes de hacer movimiento alguno. Braian, o lo que ahora sea, cae al suelo y pierde el conocimiento…
Braian abre los ojos, no puede respirar bien, no se puede mover nota una gran presión encima de él. Al mover un poco la cabeza se da cuenta de que está dentro de una bolsa, no hay luz. Se asfixia. No puede más, su agonía va en aumento. Se asfixia, se asfixia, no puede más. Entonces, como por arte de magia, se incorpora y empieza a elevarse medio trepando, es tierra lo que le rodea, ha dejado la bolsa oscura en la que se encontraba, y es tierra lo que le rodea. Sale a la superficie, ha traspasado más de tres metros de arena como si fuera agua. Llueve y es de noche, una fuerte tormenta. Mira a su alrededor y solo ve que un descampado en mita de lo que parece una zona boscosa. Con la tierra por la cintura grita al cielo por pura presión psicológica mientras un rayo ilumina su nuevo aspecto espectral. Sale por completo de la tierra, es intangible, lo traspasa, la materia sólida la traspasa sin pegas. Cae de rodillas y sucio, se marea. Llora encogido… Tras un rato de recuperación Braian se mira, lleva el traje de telas oscuras y la máscara. En el cinturón los broches han formado una hebilla. La toca, palpitan las púrpuras gemas y el traje desaparece escurrido tras la hebilla en un segundo. ¡¡¡Pero que es esto!!! Como puede avanza por el bosque asta divisar el pueblecito de la excavación. Una vez llega allí acude directo al hotel en el que se hospedaba. El recepcionista se sorprende al verle. Pero Braian se sorprende más aún al ver que han pasado tres semanas desde el día del disparo. Ha estado bajo tierra tres semanas. ¿Como puede ser? se pregunta para sí mismo. Todo su equipo se marchó hace más de dos semanas. Y no hay ni rastro de Tristanbraker.
La habitación donde se hospedaba sigue a su nombre y estaba pagada para un par de meses más. Braian recogió sus bártulos y decidió volver a Freedom City. Una vez allí investigaría lo ocurrido. Tiene que llamar a su equipo y descubrir que está ocurriendo en realidad. ¿Le dan por muerto? ¿Y su equipo? ¿Y Tristanbraker? …

1 comentario:

  1. Mirad el nuevo video se busca y captura de TRISTANBRAKER e Youtube

    ResponderEliminar