22 ene. 2013

CARTAS DE AMOR SOBRE LA MESA




Normalmente a muchos de nosotros nos llama la atención esas titánicas cajas de juegos de mesa que vemos en las tiendas habituales o en internet, esas enormes y brutales cajas llenas de componentes, figuras, dados, cartas, etc. Estas ingentes cajas con las que luego puedes llegar a tener serios problemas para almacenar en tu estante de los juegos, pero que como van tan dulcemente aderezados con esas ilustraciones de paletas increíblemente llamativas terminan captando tú atención. Pero en otras ocasiones y de una forma más discreta llegan por casualidad a tus manos algún que otro perfume que enamora. Sí, habéis leído bien, perfume, y sí, de enamoramientos vamos a hablar. Cuando hablo de "Perfume" me refiero a ese juego pequeñito, casi imperceptible que se guarda en frasco pequeño. Que, hasta que no lo destapas, no te das cuenta del dulce aroma que puede llegar a tener. Hoy quiero ser esa "casualidad" y hablar de un juego de mesa que me a enamorado, nunca mejor dicho, LOVE LETTER.

El juego es del diseñador Seiji Kanai y está editado por AEG en inglés, su idioma original. Por desgracia no tenemos este juego traducido al español, aunque no es necesario sabiendo un mínimo de inglés o incluso haciendo un pequeño esfuerzo de traducción antes de jugar y apuntando el texto de cada carta.
Es un juego de 2 a 4 jugadores y tiene una edad recomendada de 10 años en adelante. LoveLetters es un filler, que es como se les denomina a los juegos cuya duración se va a bastante menos de una hora, 30 ó 40 minutillos, y que nos sirve para matar el tiempo entre partida y partida de los juegos más densos o simplemente pasar un ratito entretenido. Teniendo esto en cuenta, se podría decir que Love Letters es el "filler definitivo", en el sentido de que sus partidas duran 20 minutos de media.
El juego viene presentado en un pequeño blister de plástico y lo que nos trae es un mazo de 16 cartas, 4 cartas más pero de referencia para los jugadores, 13 tokens rojos y un saquito de terciopelo rojo con el nombre del juego bordado en él, para guardarlo todo. Muy "cuco". Su precio ronda los 10 euros.
La temática del juego habla de que, en una supuesta corte medieval, diferentes personajes intentan robar el corazón de la princesa Annette con una serie de cartas de amor o informaciones confidenciales. Durante el juego los jugadores van eliminando de la mesa a los demás pretendientes de la princesa. Y ahora, sinceramente, tengo que decir que esto es “lo de menos”, ya que si tengo que reseñar algún fallo del juego sería la temática, no porque me parezca un poco cursi, que también, si no porque al final no te da la sensación en el juego de que realmente ocurra todo esto que te están contando. O bueno sí, pero solo superficialmente, ya que tú empiezas a acusar a los demás jugadores y a realizar acciones para sacarlos del juego.
¡Pero que no decaiga la fiesta! Esto no tiene mayor importáncia, sigamos.

Paso a explicar la mecánica del juego.
En primer lugar el juego se puede ganar de dos formas, o bien sacando al resto de jugadores de la mesa haciendo que descarten su mano quedando solo tú con cartas en mano o bien el que más puntos tenga en mesa al terminarse el mazo de cartas. Al inicio del juego se baraja el mazo y se reparte una carta por jugador, se descarta una boca abajo del mazo que nos queda y este se coloca en el medio de la mesa. Cade jugador en su turno tiene que robar una nueva carta del mazo y obligatoriamente jugar una de las dos cartas que tiene en mano. Tras jugarla se realiza el efecto de la carta y se le pasa al turno del siguiente jugador en mesa.
¡Simple y sencillo!
Ahora bien, la esencia de este elaborado perfume reside en las propias cartas del juego. Las cartas nos presentan personajes de la corte y algunos de ellos se repiten en varias copias dependiendo de lo comunes que sean. Cada carta tiene un valor numérico del 1 al 8 el nombre del personaje y su ilustración, muy bonitas por cierto, y un texto que nos explica que acción realiza esa carta en el momento de ser jugada. Para ser más concreto voy a presentaros los personajes con el número de carta, las copias que hay en el mazo entre paréntesis y la acción que realizan al ser jugadas:

8 Princesa (1), Si la tienes que descartar pierdes.
7 Condesa (1), Descártala obligatoriamente si tienes en mano al rey o al príncipe.
6 Rey (1), Cambia tu mano con un jugador.
5 principe (2), Un jugador descarta su mano y roba una carta.
4 Sirvienta (2), Protege, no te pueden hacer objetivo de efectos este turno.
3 Baron (2), Compara tu carta en mano con la de otro jugador, el número menor se descarta.
2 Cura (2), Miras la mano de un jugador.
1 Guardia (5) , nombras un personaje y un jugador, no puedes nombrar el guardia, si tiene ese jugador el personaje nombrado en mano, lo tiene que descartar.




Esto es la chicha del juego, las cartas, sus acciones y lo pequeño que es el mazo. Al ser tan reducido, el juego se transforma en una especie de juego de lógica para intentar deducir que personajes son los que tienen tus contrincantes teniendo en cuenta lo que tú tienes y lo que se a descartado ya y con que carta podrías derrocarlos.

En el momento te pones a jugar te das cuenta que realmente tiene un componente de azar importante en el momento del reparto de cartas, ya que salir con personajes interesantes como la sirvienta o el guardia quizá empiecen con cierta ventaja, pero da lo mismo, es un azar bonito y sobre todo al ser tan rápida cada ronda no molesta. También hay ocasiones que en toda una ronda no te sale ni una carta que encaje bien en el estado actual del juego, pero es muy raro. Otra cosa que aprecias con presteza es que las rondas son muy, muy, muy rápidas, y si los jugadores saben jugar (es decir ya tienen en sus espaldas dos o tres partidas) el juego “vuela”. Naturalmente para ganar tendrás que conseguir mínimo 3 rondas ganadas, por lo que no es tan sencillo como pueda parecer.
Como dije en un principio este perfume es un filler, por lo que tampoco quiero decir con esta reseña que es el juego definitivo. Pero como juego de entretenimiento rápido es de los que mejor aroma tienen de los que han llegado a mi enrarecido olfato.
Es ese aroma dulcemente hipnótico que solo transportan las cartas de amor perfumadas.


1 comentario:

  1. hola, quería comentarte que los efectos del Baron y y la guardia son que al cumplirse la condición de descarte, el jugador queda eliminado de la ronda...es decir hasta que se terminen todas las cartas y se entregue el marcador de afecto.
    te dejo un link con el reglamento en español.
    http://www.alderac.com/tempest/files/2012/09/LL_Rules_Spanish.pdf

    ResponderEliminar