24 ene. 2013

¿QUE OCURRE?


Desde hace unos meses estoy en una gran incógnita...
A finales del 2012, en Diciembre para ser concretos y el día 28 para ser exactos, un servidor se aproximó de la forma habitual a la blindada puerta central de la base secreta. Tras introducir mi código personal e introducirme en el hall de mi querido recinto, me di cuenta de que algo no funcionaba como tocaba. La base estaba apagada, vetusta, oscura...
Al sentarme y acariciar las consolas principales de control me di cuenta de que no me respondían, ni mucho menos, de la forma habitual. La computadora directamente no me habla, solo emite mensajes encriptádos en caracteres luminiscentes blancos y negros, y con cierto miedo anuncio que no consigo descifrar que son. En la mayoría de los paneles solo aparece un símbolo negro palpitando de forma tranquila...
La sala de mando está fría, sin vida, medio oxidada... Parece una pesadilla, como si estuviera en una de esas dimensiones paralelas a lo Sillent Hill. Realmente preocupado es como me encuentro.
Tras investigar en las entrañas de la sala de comunicaciones me di cuenta de algo muy interesante, las paredes de la sala estaban empezando a mutar, a cambiar, a mudar la “ceméntica” piel y la metálica estructura interna. La base entera esta en letargo, como en una crisálida de metamorfósis, dormida pero no muerta. Tengo que seguir investigando que es lo que le ocurre, pero creo que me estoy aproximando a su origen...
¡Mantener los audioreceptores abiertos!

1 comentario:

  1. Como eres. Manteniendo el misterio pera crear espectativa. A ver con que nos sorprendes. Ansiosos estamos.

    ResponderEliminar